Experiencias del Examen MIR: ¿Cómo escoger especialidad?

¿Cómo escoger la especialidad que realmente queremos, una vez realizado el examen MIR? ¿Qué variables conviene tener en cuenta a la hora de escoger? Os traemos testimonios reales de médicos que nos cuentan su experiencia. ¡Conoce los consejos de alguien que ya ha pasado por lo mismo que vivirás tú!
Artículo modificado el

A la hora de escoger especialidad, podemos seguir diferentes criterios: centrarnos en la especialidad, en el hospital, en la ciudad… ¿Qué es mejor priorizar? Como veremos, cualquier criterio es válido, pero seguir una serie de pasos a la hora de escoger nos puede ayudar a hacerlo de forma mucho más consciente, y en coherencia con nosotros mismos.

  

Dr. David Callejo, a través de CTO MEDICINA

El Dr. David Callejo nos cuenta, en el vídeo "Consejos para elegir especialidad", qué factores son importantes tener en cuenta a la hora de decidirnos, cuándo hacer el listado de preferencias, qué preguntar a los hospitales... 

Lo primero que recomienda el Dr. David Callejo es no obsesionarse con la "decisión perfecta", porque esa no existe. Además, hacerlo puede provocar justamente el efecto contrario: bloquearnos y no saber qué decidir.

3 tipos de estudiantes: la "numeritis" y la "antinumeritis"

👩‍⚕️🧑‍⚕️ Según Callejo, existen 3 tipos de estudiantes:

  • ESTUDIANTES TIPO 1: Los "ideales": son los que saben lo que quieren, que obtienen un buen número de orden y que escogen lo que querían hacer. Según él, sólo representan un 0,01% del total, afirma en tono humorístico.

  • El restante 99,9% se divide en dos grupos:
     
    • ESTUDIANTES TIPO 2: Obtienen un número de orden mejor al que esperaban. Este grupo tiene el riesgo de sufrir "numeritis", que significa sacar buen número y que te presionen a "escoger una buena especialidad" (presión externa). La "numeritis" es un factor de riesgo para repetir el MIR.

    • ESTUDIANTES TIPO 3: Son la mayoría; personas que han hecho un buen MIR pero que no saben si podrán hacer lo que quieren. Aquí el riesgo es de "antinumeritis": sacar una nota "normal" y descartar lo que realmente queríamos hacer por miedo a no tener la nota; esto hace que no nos informemos de la especialidad que nos gusta, y que el día de la plaza no la escojamos aunque podamos porque no tenemos nada de información. Según él, es una forma de autoboicot.

4 pasos para escoger la especialidad

💡 Para que no nos ocurra ni la "numeritis" ni la "antinumeritis", el Dr. Callejo recomienda seguir 4 pasos a la hora de escoger la especialidad:

  1. Elige un criterio a la hora de escoger/priorizar
  2. Elabora una lista
  3. Conócete a ti mismo
  4. Conoce la especialidad

¿En qué consiste cada uno de estos pasos? Vamos a verlo con más detalle:

📝 PASO 1: elige un criterio

En función del criterio que escojamos, encontramos tres tipos de personas (3 tipos de criterios):

  • CRITERIO: Especialidad. Los que lo tienen claro y les da igual desplazarse.
  • CRITERIO: Ciudad. Los que no quieren moverse de su ciudad.
  • CRITERIO: Hospital. Los que quieren un único hospital (o un "gran hospital"), y nos les importa tanto la especialidad. Callejo añade aquí lo siguiente: "En todos los hospitales os van a formar bien, y en los que no os formen bien os enviarán a rotar al hospital grande". Así que, según él, este criterio del "gran hospital" no tiene sentido.

¿Hay algún criterio mejor que otro? Según el Dr. Callejo, sí: el que prioriza la especialidad.

📝 PASO 2: haz una lista de especialidades

Existen 2 métodos para hacerla:

  • Lista en positivo: sabes lo que te gusta y te centras en eso. Estas listas limitan mucho, ya que a lo mejor hay cosas que nos gustan y no lo sabemos.
  • Lista en negativo: él recomienda este segundo método, que implica descartar lo que no nos gusta (las especialidades que nunca haríamos) e ir acortando la lista. Hay muchas formas de descartar (según muchos criterios), es algo muy personal. Lo ideal es que la lista quede más bien larga.

📝 PASO 3: Conócete a ti mismo

A través de este tercer paso, se trata de pulir la lista; es, seguramente, el paso más difícil: conocerse a uno mismo. Puedes empezar con dos preguntas clásicas en el psicoanálisis: ¿Quién soy y qué quiero? Otras preguntas clave que te puedes hacer para conocerte mejor:

  • ¿Te gustan los pacientes? Si es que sí: ¿Qué tipo de pacientes? ¿Los que tienen enfermedades graves o menos graves? Por ejemplo.
  • ¿Cómo toleras el estrés? Hay especialidades con mucho estrés: cirugía, intensiva, cardiología, anestesia… Y otras que no tanto. ¿Cómo manejas el estrés?
  • Pon en práctica un ejercicio de imaginación, visualiza: ¿Dónde te ves en un futuro?

📝 PASO 4: Conoce la especialidad

David recomienda lo siguiente: pregunta a los hospitales y a los servicios, y si tienes dudas, rota. Esto te permitirá tachar especialidades de la lista. Él nos recomienda preguntar siempre dos cuestiones:

  • ¿Cómo son las guardias? ¿Se pueden librar? Como opinión absolutamente personal, él recomienda no escoger hospitales donde no puedes librar las guardias, porque va en contra del sistema y de uno mismo.
  • ¿Cómo son las salidas profesionales? ¿Cómo están actualmente los residentes que tuvieron? Trabajando, en el paro...

Y recuerda: "Eres tú el que escoges, no el hospital el que te escoge a ti"

El día de la elección

Un consejo: el día de la elección, ves con tu lista hecha (amplia), no vayas a "arriesgar" (no es el mejor día para ser emprendedores). Debes ir con las cosas más o menos claras. No se decide el día antes de la elección (¡ni el mismo día!), sino mucho antes.

📝 ¿PASO 5?

David recomienda lo siguiente: después de haber escogido y de tener ya tu plaza, OLVÍDATE del resto de especialidades. Deja de preguntarte: ¿Y si…? Ya que eso desgasta mucho y desmotiva. 

"Una vez tienes tu plaza, comprométete con tu especialidad, enfócala en positivo. A la mayoría de estudiantes que tuvieron que escoger la segunda o tercera opción que querían, al cabo de los años les preguntas y no se arrepienten de la especialidad que al final hicieron"

Y añade:

"La medicina es la profesión más bonita que existe, porque ayudas a la gente en el peor momento de su vida: cuando pierden su salud. Y eso lo vais a hacer todos, independientemente de vuestra especialidad"

Dra. Irene Sánchez - XII Jornadas PostMIR AMIR - "Cómo decidir especialidad"

La Dra. Irene Sánchez, hematóloga, lanza unas primeras preguntas que recomienda hacerse cuando empiezas a plantearte qué especialidad quieres hacer:

  • ¿Me gusta la medicina? ¿Me gusta la cirugía? ¿Me gusta la cirugía, pero aplicada a una zona concreta? 
  • ¿Me gustan los pacientes? ¿Cómo me imagino mi día a día? ¿Soy feliz en un quirófano, en una planta, en una consulta...? Y aquí remarca: no está mal decir que no te gustan los pacientes, tiene que haber médicos para todo.

A partir de aquí podrás empezar a avanzar. Ella recomienda sobre todo lo siguiente: No os dejéis llevar por lo que os digan los demás, ya que os dirán "haz cirugía plástica, haz dermatología, haz cardiología"…

Hablando de dermatología... puedes encontrar recursos médicos en el artículo: "Recursos para estudiar el examen MIR: Dermatología"

Escoge lo que realmente te apetezca, todas las especialidades sirven para ayudar al paciente en algo, no hay una especialidad más importante que otra". Y añade:


"El clasismo entre médicos no lleva a ningún lado, lo que importa es atender al paciente que es el que realmente nos necesita"

Según Irene, una vez tienes más o menos clara la especialidad que quieres hacer, debes pensar en la ciudad. Cada uno tiene sus prioridades; para ella es más importante seguir el criterio de la especialidad y no el de la ciudad, pero todas las decisiones son igual de válidas.

¿Hospital grande o pequeño?

¿Hospital grande o pequeño? Todos los hospitales son buenos, pero sí que es cierto que hay especialidades que mejor hacer en un hospital grande o en uno pequeño, dependiendo del caso. Por ejemplo, dicen que Medicina Interna es mejor hacerla en hospitales pequeños. Si escoges un hospital pequeño, recuerda que puedes hacer también rotaciones externas para complementar tu formación.

El feeling en el hospital y "¿A quién preguntar?"

El feeling cuando vas a decidir la plaza, preguntando en hospitales, también es muy importante. Según Irene, lo ideal es preguntar a todos los residentes (desde R1 a R5), no únicamente a los "del medio", como suelen recomendar. ¡Y es que todos pasaremos por todas las R! 

También recomienda preguntar a los adjuntos; aunque éstos no siempre son objetivos porque teóricamente "quieren que vayas a su hospital", sí te pueden dar datos objetivos: número de pacientes, de cirugías, guardias, etc. Si se puede, habla también con el Jefe de Servicio.

Consejos útiles

  • Intenta rotar fuera del hospital (ve a otras ciudades, y si puedes, a otros países)
  • Averigua si podrás librar las guardias, ya que eso también es importante. Librarlas es muy importante, es un derecho (y, por lo tanto, es obligatorio). Irene recomienda, al igual que el Dr. Callejo, sólo escoger hospitales donde las guardias se puedan librar.

En honor a la especialidad de la Dra. Irene Sánchez, hematología, os animamos a leer el artículo de MIRIAL sobre "La donación de sangre y enfermedades hematológicas".

Dr. Borja Bandera - 10 claves para elegir bien especialidad médica

El Dr. Borja Bandera, médico residente en endocrinología, nos cuenta 10 claves para elegir bien qué especialidad queremos hacer. Éstas 10 claves son las siguientes:

  1. El paciente: Haz un ejercicio de introspección y plantéate si te gustan las personas, el contacto humano, el trato con la gente… en definitiva, si te gustan o no los pacientes. Hay especialidades donde el contacto es mayor (por ejemplo, médico de familia) y otras menor o nulo (por ejemplo, microbiología, anatomía patológica y análisis clínicos).

  2. La calidad de vida: ¿Estás dispuesto a sacrificarla? ¿Hasta qué punto? ¿Cuál es tu prioridad? ¿La respuesta va a ser igual ahora que en 10 o 15 años (con otra vida)? Hay especialidades más estresantes que otras, y conviene tenerlo en cuenta. La calidad de vida depende, según él, de 4 factores:

    1. Guardias: hay especialidades que exigen más guardias que otras, como por ejemplo cuidados intensivos o medicina interna. 
    2. Nivel de estrés que exige la especialidad
    3. Tipo de patología más prevalente
    4. Tipo de hospitalTodos ellos son factores a tener en cuenta, que deberemos investigar a la hora de escoger.
  3. Factor económico: también es algo a tener en cuenta. Hay especialidades en las que ganas más que otras; aunque en el sector público las diferencias no son tan notorias, en el privado sí.

    Por ejemplo, las especialidades "top" en este sentido son: dermatología, cirugía plástica reparadora y estética (no te pierdas el artículo "Recursos para estudiar el examen MIR: Cirugía Plástica Reparadora y Estética"), oftalmología, cardiología… porque son especialidades muy demandadas, donde suelen pagar por "técnica".

  4. Trascendencia clínica: ¿Quieres una especialidad con más o menos trascendencia clínica? ¿Con pacientes graves a diario? ¿O algo más tranquilo (pacientes menos agudos, más crónicos, con menos mortalidad)? Plantéatelo también a largo plazo. La trascendencia clínica puede ser muy estimulante pero también muy dura.

  5. Clínica o quirúrgica: Un clásico: ¿Quieres una especialidad clínica (médica) o quirúrgica (quirófano)? ¿O una médico-quirúrgica? Lo vas a saber cuándo te pongas en la tesitura.

  6. La cercanía al hogar (ciudad): también influye en la estabilidad emocional, por ejemplo, ya que la medicina es dura y a veces necesitamos acudir a nuestra familia. Hay gente que valora este aspecto más que otra.

  7. ¿Trabajo en equipo o de forma más individual? ¿Gestión de proyectos? Hay especialidades como medicina interna, donde el trabajo en equipo es diario, sobre todo durante las guardias.

  8. Investigación: hay especialidades muy investigadoras (por ejemplo, oncología, cardiología, endocrinología…), aunque todas las especialidades tienen algo de investigación, en mayor o menor grado.

  9. ¿Eres de acción o más tranquilo? ¿Necesitas intervenir, tocar… o eres más de estar en consulta hablando con el paciente? Este factor también deberás tenerlo en cuenta.

  10. ¿Te gusta la tecnología? Hay especialidades que se están vinculando cada vez más a la tecnología, como por ejemplo: endocrinología, cardiología, radiología, muchas cirugías... Y en cambio, hay otras que no son tan tecnológicas, como por ejemplo medicina de familia o psiquiatría.

📝📲 ¿Aún tienes dudas? Os dejamos más recursos (guías, vídeos, datos...) que os pueden resultar útiles en vuestra elección:

Copyright de la foto: Pete Linforth (Pixabay)

¡Prepara el examen MIR con Mirial!

Descárgatelo y responde a preguntas del examen MIR con tus amigos

Sello de App Store para descargar Mirial Sello de Google Play para descargar Mirial