Dr. Carlos Yebra: 'Un buen médico tiene que ser sí o sí buena persona'

La especialidad de cardiología, con 190 plazas, fue la tercera en agotarse en la última convocatoria del MIR. Las plazas se agotaron el noveno día de adjudicación de plazas, en el nº 3.403.
Artículo modificado el

La cardiología es la parte de la Medicina encargada de estudiar, diagnosticar, tratar y prevenir las enfermedades cardiovasculares, situadas en el corazón y en el aparato vascular.

El Dr. Carlos Yebra es R1 de Cardiología en el Hospital de Santiago de Compostela, además de autor del podcast "Medicina Con Cabeza", con más de 213.000 reproducciones acumuladas. También lo encontrarás en instagram: Medicinaconcabeza.

En esta entrevista, Carlos habla de su experiencia profesional pero también de su lado más personal, de cómo emprendió el camino de la divulgación médica y cómo se lo combina con la residencia. Hablamos también con él sobre la gestión de las críticas en redes y de por qué un buen cardiólogo tiene que ser sí o sí buena persona.

"Sé que estaba destinado a hacer cardiología,
pero a la vez tengo claro que sería feliz en cualquier otra especialidad"

Cuéntanos un poco de ti… ¿Quién es Carlos Yebra? 

Soy Carlos, tengo 25 años y ahora soy residente de primer año de cardiología en el Hospital Clínico Universitario de Santiago.

 

Antes de adentrarnos en la entrevista, ¿conocías MIRIAL?

Sí, claro. La usé en el MIR, pero en aquella época era más difícil jugar porque no había el modo individual. Ahora ya he visto que sí, juego, y a mis seguidores les digo mi usuario para jugar contra ellos. A medio plazo, estoy seguro que va a ser una aplicación que todo el mundo de medicina va a usar.

 

Tu podcast, "Medicina con cabeza", tiene más de 213.000 reproducciones acumuladas, 35.000 oyentes y más de 20.000 suscriptores. ¿Cómo se te ocurrió la idea de hacer un podcast hablando de Medicina?

Pues mira, a mí siempre me ha gustado la docencia, pero en la carrera vi que no era como yo me la esperaba. Y pasé de ser un alumno "brillante" en el bachillerato a desinflarme en la carrera y suspender.

En 3º cambié mi mentalidad, empecé a formarme a través de youtube e Internet, más allá de las clases. Volví a conectarme con la medicina y después de dar cardiología en 3º de medicina escribí un libro para estudiantes. Me gustó la experiencia. Luego vino la pandemia. Me fui a la casa en la que veraneaba siempre; ahí tenía tiempo y pensé, me gusta la medicina y me gusta enseñar. Y fue cuando empezó "Medicina con Cabeza". Empecé primero en formato podcast pero ahora estoy también en Youtube. 

Ahí fue cuando dije "me voy a grabar explicando las cosas". A través del podcast respondo 5 preguntas que son las que nos permiten entender las cosas. De cada enfermedad explico:

  1. ¿En qué consiste? 
  2. ¿Cuáles son sus causas?
  3. ¿Y las consecuencias?
  4. ¿Cómo se diagnostica?
  5. ¿Cómo se trata?

En medicina si sabes responder estas 5 cosas quiere decir que lo entiendes y lo puedes explicar a otra persona. Empecé así con los podcast, sin idea de edición, sin micros… ¡Imagínate! Cada podcast de 10 minutos me llevaba 2 horas de grabación. Fue un proceso lento pero cuando ya llevaba 30 empezó a coger tirón hasta ahora, que ya van 113 episodios publicados. Somos el podcast de medicina más escuchado en habla hispana.

¿A quién va dirigido tu podcast? ¿Qué encontrará en tu podcast alguien que lo escucha por primera vez?

Tengo 3 podcast; uno no lo llegué a difundir por falta de tiempo. El otro es para gente no sanitaria ("Medicina con cabeza entre no sanitarios"), y en ese intento utilizar un lenguaje coloquial y que todo el mundo pueda entender. 

Y, finalmente, está el original, "Medicina con cabeza", que ya no es solo es para estudiantes, sino también para médicos y para cualquier persona que se dedique a temas sanitarios que quiera repasar ciertas enfermedades o entender cómo estudiar.

 

En cuanto al libro que comentas, y aún estudiando la carrera, ¿cómo fue el proceso de escribirlo?

Lo hice a través de vídeos en internet y de webs de médicos. Me di cuenta que el conocimiento está ahí, pero tienes que buscarlo. Al principio el feedback fue muy malo porque me decían "qué hace esta persona haciendo este libro?". 

Recibí malas críticas (aunque también buenas), pero esto me sirvió para madurar; siempre vas a tener gente que te va a criticar. Ahora soy otra persona; además, hay cifras detrás que avalan que el podcast gusta a muchas personas, y me quedo con eso.

 

¿Cómo gestionaste esas críticas en redes?

Empecé a ir a la psicóloga hace 2 años para trabajar diferentes aspectos de mi vida, no solo para esto y, ella me aconsejó que cada vez que tuviera una crítica buena la guardara (y también las malas), para después compararlas y ver que hay más críticas buenas que malas, y de las malas poder aprender. 

 

¿Cómo te organizas las semanas teniendo en cuenta las guardias, la residencia y el podcast?

Tengo horarios fijos; de 8 a 3 trabajo todos los días. Pienso en las cosas que quiero hacer y me organizo para hacerlas. Intento que mi palabra sirva y me lo aplico, en el momento en el que te mientes a ti mismo crear un precedente; si hay algo que digo que voy a hacer, lo hago. 

Me organizo por prioridades, si tengo que levantarme antes lo hago. Más que ponerme horarios fijos, porque eso me generaba mucha ansiedad, me pongo listas de tareas que tengo que hacer sí o sí, y busco el momento para hacerlas.

 

¿Qué es lo que más te gusta de la divulgación médica? ¿Y lo que menos, o lo más complicado…?

Lo que más me gusta de divulgar es darle valor a mi vida, sentir que estoy haciendo algo útil para los demás, que aporto algo. Mi intención es que siempre sea gratuita y poder dedicarme a ello como un trabajo. Pero a la vez lo hago por disfrute y para ayudar a los demás y siempre va a ser así.

 

¿Cardiología es lo que tú querías hacer? ¿Cómo fue la elección de esta plaza?

Siempre me gustó la cardiología, creo que es una especialidad que tiene mucho auge. El corazón es un órgano vital, si el corazón no funciona nos morimos, y además en pocos segundos. Entonces esto me parecía interesante, además de que hay mucha investigación y me parece todo muy entendible. Hay otras especialidades donde aún falta mucho conocimiento, en cardiología todo prácticamente tiene un por qué.

Por otro lado, soy una persona muy familiar, lo primero para mí es mi familia, y por eso tenía claro que quería quedarme en Santiago. El problema era que cardiología en Santiago se suele acabar entre los 500 primeros opositores. Por suerte en la carrera levanté la media, acabé con una media de 8,2 y saqué la plaza 60 en el MIR. 

Fue complicado y tenía mucha presión pero también mucha motivación; le dediqué muchísima intensidad a la preparación, pero mereció la pena. También tengo claro que sería feliz en cualquier otra especialidad porque creo que lo que importa no es tanto "la especialidad" en sí sino "la mentalidad" con la que vas a trabajar. 

"Sería feliz en cualquier otra especialidad porque creo que lo que importa no es tanto "la especialidad" en sí sino "la mentalidad" con la que vas a trabajar"

¿Qué es para ti un "buen" cardiólogo?

Una persona que está dispuesta a ayudar (y quiere ayudar) a los demás, y que además tiene todo el conocimiento que puede. Para mí un buen médico, en general, es el que va con una buena actitud a trabajar, que trata bien a los pacientes, que los mima. Hay gente que necesita un abrazo, una caricia, o tal vez distancia; un buen médico es el que se adapta a cada persona.

En el hospital pasamos visitas y estamos 10 minutos solo con los pacientes, pero si en esos 10 minutos tratas a los pacientes como personas ya tienes mucho ganado. Se trata de crear un vínculo con ellos y sacarles una sonrisa si se puede.

Todos nos vamos a morir, tal vez salvemos la vida en "X" puntos, pero al final va a llegar un momento en el que los médicos no van a poder hacer nada para nosotros. Por eso es tan importante el acompañamiento.

"Ojala que el criterio más importante para ser médico fuera ser buena persona, y se pudiera evaluar"

Te cuento una anécdota que resume esto que hablamos. Cuando yo estaba en 5º de medicina mi abuelo estuvo ingresado en el hospital, y todo el mundo le preguntaba qué tal, pero él estaba a su rollo. De repente llegó la trabajadora de la limpieza, le acarició el pie y le preguntó: "jefe, ¿cómo está hoy?" (en gallego), y mi abuelo revivió, le salió una sonrisa… Y a mí me dijo (en gallego), "chico, esta mujer vale más que todos los que pasaron por aquí antes". Ahí aprendí lo que era el trato con el paciente.

 

El trato humano con el paciente que comentas, ¿se puede entrenar/mejorar como médico? ¿O es algo innato?

Parto de la base de que todo en esta vida se puede aprender si tienes la voluntad y las circunstancias para hacerlo. Así que creo que sí. Creo que esto depende mucho de tu biografía, es decir, si has tenido que afrontar X situaciones de la vida.

Si por ejemplo has tenido que acompañar a familiares cuando estaban mal, como en mi caso mis abuelos, estas circunstancias te ayudan a desarrollar ese trato con el paciente. Se puede aprender, sin duda alguna, pero hay que querer aprenderlo, aunque también es una forma de ser.

  

¿Qué consejo te hubiera gustado escuchar antes de empezar la residencia?

Te diría varios:

  • "Tienes que aprender a que te guste todo lo que haces".
  • "Para ser bueno en algo tiene que gustarte".
  • "Para la medicina tienes que entender las cosas, vas a tener que esforzarte en entender las cosas".
  • "La actitud es importante".

Yo mira, cuando acabé el MIR, saqué la plaza 60, y aunque todos puedan pensar "uo! vaya número", yo tuve uno de los mayores bajones de mi vida. No me atrevía a decirlo porque me hubieran dicho "tú eres tonto". Pero me sentía así porque en esos momentos no era feliz, porque no había entendido que había que disfrutar de las cosas, del día a día. 

Estaba haciendo todo lo que me estaban diciendo que tenía que hacer, todo lo "programado" para mí; un amigo me dijo que tenía que disfrutar de las pequeñas cosas. En ese momento ese mensaje caló en mí y cambié el chip, y desde entonces todo en mi vida ha ido girando mucho mejor, estoy feliz en todas las facetas de mi vida.

Anton Penas, un compañero al que admiro, que materializaba todos sus proyectos, (yo le veía una persona muy feliz), un día me dijo una frase que no se me va a olvidar nunca: "para mí, todos los días son domingo". Desde entonces, lo aplico.

 

 

¿Qué cosas te han costado más de la residencia y cómo lo gestionas?

Aunque soy una persona muy positiva, siempre hay veces que dudas de ti mismo. Además mis compañeros en Santiago son muy cracks y te preguntas "¿estaré a la altura?". Por ejemplo, hay un procedimiento que hacemos aquí en el hospital, y de las 2 veces que lo he hecho, no me ha sabido bien. 

¿Cómo utilizo yo esas dudas? Trabajando, formándome, estudiando. Estudio las cosas que más dudas me generan, y quizás en el momento no te sale el procedimiento, pero lo sigues intentando.

 

¿Dónde te ves al terminar la residencia?

Tengo claros los caminos que quiero seguir a corto y largo plazo. A largo plazo me gustaría que Medicina con cabeza acabara siendo algo grande, quién sabe, quizás tener cursos propios de medicina, montar una academia del MIR… y seguir ayudando a mucha gente.


A nivel médico me encantaría ser un gran profesional, y también a nivel personal (como persona). Me gustaría quedarme en España, en Galicia, sobre todo por mi familia, y llevar una vida disfrutando de la naturaleza y de la gente.

Pero también quiero irme unos años a formarme en el extranjero. 

 

¿Algo que quieras añadir a la entrevista?

Quiero remarcar la importancia de la empatía y de cuidar la salud mental de los pacientes como prioridad. Lo que más me sorprendió de la residencia, por ejemplo, es ver tantos casos de intentos de suicidio en las guardias; en cada guardia hay mínimo 1 o 2 casos. Y no siempre es gente que tiene muchos problemas; hay personas con una familia estructurada, con un buen trabajo y un buen nivel socioeconómico que también está sufriendo. 

No hay casi psicólogos en la sanidad pública y mucha gente no se puede permitir un psicólogo privado; ojalá hubiera una unidad potente de salud mental en los hospitales, porque además de los beneficios emocionales para el paciente y la salud (física y mental), sería rentable económicamente. La ansiedad, el estrés crónico, la tristeza… afectan al cuerpo, el cuerpo está unido a la mente, y todo repercute.

 

¡Muchas gracias Carlos por esta entrevista!

 

Gracias a vosotros. Si por el hecho de leerla conseguimos que alguien aprecie más la vida o haga un pequeño cambio en su vida, ya ha merecido la pena.

 

Mirial: Formándo a médicos desde 2014.

Historia:

Mirial es una aplicación de Mutual Médica.

La aplicación de Mirial se publicó por primera vez el 23 de febrero de 2014 en Apple App Store y en Google Play, desde entonces, un equipo multidisciplinar formado por médicos, programadores y especialistas, dirigido por Mutual Médica están a cargo de las actualizaciones de la aplicación así como la creación de contenidos en la web.

Con más de 27.000 usuarios registrados, Mirial lidera el apoyo a estudiantes de medicina y médicos profesionales a preparar el examen MIR y mantenerse ágil en la toma de decisiones de diagnóstico.

Supervisión de contenidos por profesionales:

Todos los contenidos publicados en la web y en la aplicación por parte del equipo de Mirial están revisados y supervisados por profesionales. Todas las preguntas que aparecen en Mirial proceden de preguntas oficiales del examen MIR ofrecido por el Ministerio de Sanidad de España, clasificadas en categorías por un comité médico de Mutual Médica.

En Mirial, nos enorgullece ofrecer información de la más alta calidad sobre temas médicos. Nuestros artículos contienen afirmaciones, datos y declaraciones respaldadas por instituciones oficiales y profesionales sanitarios. Queremos que nuestros lectores se sientan seguros al leer nuestros contenidos y confíen en que proporcionamos información precisa y actualizada. Sin embargo, si tiene alguna duda o inquietud sobre su salud, le recomendamos encarecidamente que consulte con su especialista sanitario correspondiente para recibir el asesoramiento adecuado.

 

 

  

También te gustará leer estos artículos

¡Prepara el examen MIR 2025 con Mirial!

Descárgatelo y responde a preguntas del examen MIR con tus amigos

Sello de App Store para descargar Mirial, el juego del examen MIR Sello de Google Play para descargar MirialJuega a la versión web de Mirial, el juego del examen MIR